top of page

Un mensaje de Lucy Ana y Ben Walton

La pandemia por el COVID-19 nos ha llamado a todos a apoyarnos de maneras nuevas e inesperadas. A partir de ella, hemos visto lo mejor de nuestras comunidades al responder con valentía, compasión y generosidad.

Las repercusiones del brote nos han empujado a abordar tanto las necesidades urgentes como las brechas sistémicas que afectan a innumerables personas y familias, agravando aún más los desafíos para las comunidades vulnerables.

Como organización dedicada a catalizar soluciones audaces e innovadoras para apoyar a construir comunidades resilientes y prósperas, nos enfocamos en cómo responder mejor a la emergencia, la recuperación y la reinvención para una resiliencia a largo plazo.

La amplitud y profundidad de los desafíos que enfrentamos juntos requieren una amplia gama de herramientas que incluyen la filantropía e inversiones para los negocios en crisis.

En colaboración con el sector público, organizaciones comunitarias y sin fines de lucro, instituciones de salud y entidades acreedoras priorizamos apoyar su increíble labor en las siguientes áreas:

  • Acceso a alimentos: Los distritos escolares y cinco de los bancos de alimentos más grandes del estado recibieron donaciones para apoyar sus esfuerzos de respuesta a la emergencia, asegurar alimentos, aumentar la distribución de alimentos y expandir el alcance del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) para alcanzar a más familias.

 

  • Acceso a la salud: Los principales hospitales, fundaciones hospitalarias y proveedores de telemedicina recibieron donaciones para responder al aumento de las necesidades de salud de personas y las familias de forma presencial y ampliar los servicios de telemedicina a las zonas rurales.

 

  • Recursos de empleo y emergencia: Recursos estatales y comunitarios como OnwardCO y los centros locales de fuerza laboral recibieron donaciones para ampliar sus esfuerzos y garantizar que más personas puedan satisfacer las necesidades de emergencia de alimento, albergues, vivienda, cuidado de niños, empleo y capacitación.

 

  • Acceso a capital: Instituciones acreedoras y el Estado de Colorado están trabajando arduamente en abordar las brechas de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas, particularmente en las zonas rurales y aquellas que no califican para acceder a ayuda estatal. Estamos asociándonos con acreedores sin fines de lucro e Instituciones Financieras de Desarrollo Comunitario (CDFI) para desplegar capital adicional a través de préstamos puente y "Main Street Loans" para proteger puestos de trabajado en todo el estado.

 

  • Infraestructura y Coordinación: Las fundaciones comunitarias que facilitan ayuda crítica recibieron donaciones para aumentar la coordinación en todo el estado, permitiendo el despliegue eficiente de fondos y catalizando voluntarios y donantes, con un enfoque específico en la expansión de servicios a zonas rurales.

 

Entendemos que los impactos de la pandemia serán duraderos. Estamos comprometidos a continuar apoyando a nuestros socios y comunidades.

 

Lucy Ana y Ben Walton

bottom of page